lunes

En Este Caluroso Agosto


En este caluroso agosto llegó a mí como agua fresca de mayo.

Traía consigo el aroma dulzón de las palmiras blancas, y de los nardos nacarados.
Traía el verde aguamarina reluciendo en su mirada, y el negro azabache bailando entre los rizos de su pelo.

Quédate.

Y él se quedó, y el blanco de su aroma se mezcló con el verde de sus ojos, y el negro azabache de sus rizos cayó en cascada bordeando los contornos de mi corazón.

No te marches nunca.
No.

* Foto de Aquí

35 comentarios:

  1. Tierna expresión del amor recorre tus versos.
    Muy Bueno!!!
    Cariños.....

    ResponderEliminar
  2. Recibiendo esos versos no creo que nadie sea capaz de marcharse :)

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Precioso escrito, tierno, emotivo y muy romántico. Que te dure ese mes de mayo en pleno agosto por siempre.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. No sé dónde eres mejor, si en este verdial o con los arroces caldosos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Oriana, el amor siempre está con nosotros aunque a veces no lo percibamos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Erik, es ficción. Imagino que si fuera realidad se quedaría, aunque no me gusten los finales felices.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. MariluzGH, pues creo que a pesar de éso, más de un@ no dudaría en salir corriendo. Los compromisos escasean.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Nerim, por mí que fuera siempre no mayo, sino otoño e invierno. No me gusta el verano.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. No cogé ventaja miarma!, jajajajajaja, pues me gusta mucho hacer las dos cosas. La cocina me fascina.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hay amores que llegan de improviso y causan un revuelo en nuestro corazón, no creo que sean eternos, pero prefiero soñar que sí lo son. Un abrazo Verdial.

    ResponderEliminar
  11. Muy bonito. Me ha encantado como juegas con los colores y las texturas. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Sergio, encantada de que te haya gustado. Acabo de estar en tu espacio y tu relato me encantó.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Drac, yo también prefiero pensar que son así...aunque d3e sobra sabemos que puede ser una ilusión nuestra.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Éste de los ojos verdes, está buenísimo!!!

    ResponderEliminar
  15. Seguro que se queda, sería de locos marcharse.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Isabel, de momento se queda, lo mismo en otro escrito lo invito a que se marche.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Pues yo...en septiembre ya...me sigo quedando con tus rizos negros azabache, tu verde aguamarina, tus cascadas, tus nardos nacarados, tu verde oscuro y tu arte... que me tiene embrujadita perdida.
    Un abrazotedecisivo y disfruta mucho el fin de semana.

    ResponderEliminar
  18. Bello,bello esto querida mía es poesía!,un tributo al amor,(espero no lo mandes de paseo jaja)
    Un abrazo artistaza!

    ResponderEliminar
  19. Qué bien que te contesten que no a eso. Yo todavía ando viviendo en agosto, me resisto a pensar que todo lo bueno acaba.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Que bonito Verdial, tus escritos llenos de amor y poesía.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. América, como sabes siempre es un placer recibir tus comentarios.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Adr, dentro de nada te tocará vivir pensando en el agosto que viene. Será una nueva ilusión.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Sara, y yo me quedo con tus verdes naturales. ¿Hay algo más hermoso?.

    Besos

    ResponderEliminar
  24. Mari-Pi-R, todo un halago que te gusten mis escrito Mari-Pi, tus visitas son un placer.

    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Hola Francisca:
    Acabo de descubrir tu blog y la verdad es que me parece precioso.
    Y si me lo permites ahí me quedo, como seguidora tuya.
    Besos de esta catalana, residente en Valencia, Montserrat

    ResponderEliminar
  26. Perdona Verdial, te he llamado Francisca y es que pensaba en las dos.
    Bueno me ha encantado tu blog.
    Y ya ves, ahi me he quewdado.
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  27. Negro azabache, verde aguamarina... colores que mecen y se quedan como tus palabras.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Monserrat, son un placer tus visitas y tus palabras. Espero que seamos grandes amigas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. María, tus palaras siempre son un regalo para mí.

    Besos

    ResponderEliminar
  30. Me ha encantado. El final es magnífico, cosn esa reacción de dignidad y autoestima sin fisuras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. yo también luzco aguamarinas y pelo negro

    y yo también me he quedado este agosto aquí, para deleite de mi niña grande escayolada

    ResponderEliminar